Coronavirus en A Corua | “El farmacutico rural es la nica figura sanitaria a la que algunos pueden acudir”

La vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de A Coruña, Margarita Muñoz, reivindica a sus compañeros del rural y a los que, sin equipamientos de seguridad, se ponen detrás del mostrador todos los días para atender a sus clientes.

¿Sigue la histeria por conseguir mascarillas y guantes o ya se va relajando el mercado?

Sigue porque estamos igual, todavía no nos ha llegado mercancía. Ya me gustaría a mí saber cuándo van a llegar pero, por ahora, ni en nuestra cooperativa ni en los proveedores que conocemos, tampoco. No es solo cuándo van a entrar sino también a qué precio, porque yo, si me ofrecen guantes o mascarillas a un precio muy exagerado, no los voy a coger. Ahora ya hay algo en el mercado, pero los precios son tan abusivos que yo me niego a comprarlo a ese precio. Le hemos pedido al Gobierno por activa y por pasiva que controle esos precios y que lo regule, pero no tenemos respuesta y nos encontramos con precios que están fuera de lugar. No hay guantes ni termómetros ni mascarillas.

¿Quién sube el precio? ¿Los fabricantes porque les sube también la materia prima o los proveedores?

No sé dónde está el problema ni dónde se está fabricando, pero también es cierto que mucho de ese material que se fabrica va directamente a hospitales y el mercado para abastecer a la población a través de las oficinas de farmacia se ve cortado y ya no llega a la población.

¿Les piden los clientes también los test para ver si tienen coronavirus en la farmacia?

Sí, pero en la oficina de farmacia no se pueden hacer ni se pueden dispensar. No tenemos autorización para ello. Tiene que ser un laboratorio autorizado. No ha venido mucha gente pidiéndolo, pero no hay tanta demanda. Supongo que es por que, a través de la Xunta, si hay personas que presentan síntomas, cada vez se hacen más test, y no hay tanto problema.

¿Recuerda alguna situación de tanta petición de tantos productos y que no hubiese material disponible para ofrecer?

De estar desesperada y estar viendo cuándo llegaba la mercancía solo recuerdo la vacuna Bexsero, que aquello fue un caos, la gente quería vacunar a los niños porque, además, era una población muy sensible, y la vacuna no llegaba y no llegaba y no llegaba y, cuando llegaba, lo hacía a cuentagotas. Parecido a lo que estamos viviendo ahora. Nos pasábamos el día diciendo: ‘no, lo siento’.

A pesar de no estar en el hospital, las personas que trabajan en las oficinas de farmacia están en primera línea…

Sí, yo no me canso de repetirlo, porque parece que, para la gente, los sanitarios solo son médicos y enfermeros, pero somos muchos más los que estamos en primera línea, como ellos. Y, entre los farmacéuticos, hay víctimas también del Covid-19. Somos población que estamos a pie de cañón y nos sentimos olvidados muchas veces por los políticos que ni siquiera nos nombran. Estamos tratando con pacientes que tienen síntomas y que pueden estar contagiados.

¿Pensar que tienen catarro?

Muchas veces no lo saben y, como tienen miedo de ir al centro de salud, lo primero que hacen es venir a la farmacia. El que tiene un poco de conocimiento llama por teléfono y no sale de casa, pero otras personas van a la farmacia y preguntan y se pueden dar muchos casos así, de Covid positivo que van a la oficina de farmacia a preguntar qué tienen. Y después también hay pacientes ya diagnosticados a los que el farmacéutico puede acercar las medicinas a su casa. Y muchas veces lo hacemos sin la protección suficiente ni la adecuada, pero en A Coruña se está ofreciendo el servicio igualmente gracias a los compañeros y compañeras que están al pie del cañón.

En estos casos cobran especial relevancia las boticas del rural, ¿no?

Sí, porque en el rural siempre se echa más mano del farmacéutico porque, muchas veces, es la única figura sanitaria que tienen, pero diré que, sin protección estamos todos, los del rural y los de la ciudad. En este caso los farmacéuticos del rural están haciendo una labor fundamental porque hay aldeas que tienen farmacia pero no tienen centro de salud ni otra figura sanitaria a la que acudir.

¿Esperan que les mande la Administración equipos de protección o cada farmacia se ha tenido que buscar su propia solución?

El Colegio de Farmacéuticos hizo llegar a cada oficina un paquete con mascarillas quirúrgicas, que tienen una duración de unas ocho horas, y sirven solo para que uno no contagie a otro, pero no para protegerse uno mismo. Son las que hemos podido conseguir para uso personal. La Xunta nos hizo un envío de cuatro de estas mascarillas a cada farmacia, se las agradecemos, pero nos hubiese gustado que nos hubiese mandado las FFP2, que nos ayudarían un poco más.

¿Hay todavía muchas dudas entre la población sobre el uso de este material? ¿Les preguntan si pueden lavar las mascarillas y esas cosas?

Mucho. Las mascarillas quirúrgicas son de usar y tirar y las FFP2, con o sin válvula, lo más habitual es que sean de usar y tirar, si son reutilizables, tienen una R.

¿Y gel hidroalcohólico?

Eso fue otro mundo, se acabaron los geles, se acabaron los alcoholes… Eran productos que teníamos en la farmacia, pero que tampoco en mucha cantidad porque no se vendían mucho. A todos nos cogió sin cantidad suficiente. Ahora muchos laboratorios de dermocosmética se han pasado a hacer gel hidroalcohólico y eso ha hecho que podamos tener más mercancía. Aunque yo no me canso de decirlo, lo más importante es la distancia entre las personas, el lavado de manos frecuente con agua y jabón y quedarse en casa, Lo de los geles es bueno si no tenemos agua y jabón a mano, para llevarlo en el bolso o para tenerlo en casa y echarlo de vez en cuando. Yo cuando voy al súper y toco algo, me echo.

¿Mejor que los guantes?

Los guantes tienen el problema de que hay que saber sacarlos y hace que la gente se lave menos las manos. Quien los lleva va protegido, pero no está protegiendo a los demás, con la mano descubierta tienes más cuidado. El guante da falsa sensación de seguridad, si vas sin guantes, no toqueteas tanto y no contaminas tanto. Pasa con las mascarilla también.

Leave A Reply

Your email address will not be published.