Coronavirus | Dexametasona: el fármaco usado contra la COVID-19 para pacientes graves y que podría reducir mortalidad

Reino Unido anunció este martes que el fármaco dexametasona será suministrado a pacientes con infectados con COVID-19. Ello luego la Universidad de Oxford publicara un estudio que arrojaba que su uso para pacientes críticos puede reducir su riesgo de muerte. 

Si bien la publicación dejó en en claro que su uso no asegura que sea el mejor tratamiento ante el coronavirus que lo que actualmente se está realizando, sí evidenció que el uso del químico a pacientes con ventilación mecánica redujo el riesgo de muerte de un 40 a un 28%.

“Este es el único fármaco hasta la fecha que ha mostrado que reduce la mortalidad y la reduce de manera significativa. Es un gran avance”, afirmó el investigador principal del estudio, Peter Horby. Para Martin Landray, otro de los científicos involucrados, los hallazgos sugieren que de cada ocho pacientes tratados que necesitan de respirador mecánico, se podría salvar una vida.

Según el experimento, la Dexametasona no parece ayudar a personas que presentan síntomas leves de coronavirus -aquellos que no necesitan asistencia para respirar-.

El ensayo lleva funcionando desde el pasado marzo y en esas pruebas se ha incluido también el producto empleado para tratar la Malaria, la hidroxicloroquina, que ahora ha sido desechado ante el temor de que incremente el número de muertes y de problemas coronarios.

EFE

Leave A Reply

Your email address will not be published.