Coronavirus | COVID-19 | Donald Trump retomará viajes en medio de encuestas desfavorables ante Joe Biden | Estados Unidos

Donald Trump intentará retomar su campaña electoral la próxima semana en Arizona y el fin de semana con una milimetrada aparición en televisión, en un momento en que las encuestas señalan que podría perder las elecciones en noviembre frente a Joe Biden. Con el confinamiento en vigor por el coronavirus, el presidente de Estados Unidos lleva semanas sin salir de la Casa Blanca y el comienza a mostrarse cada vez más frustrado por perder el control de una campaña que hasta ahora le era prometedora.

“He estado en la Casa Blanca durante muchos meses”, dijo Donald Trump el miércoles. “Me gustaría salir”.  El domingo va a comenzar con una entrevista en la cadena conservadora que le es afín, Fox News, que lo interrogará en el imponente memorial a Lincoln, a pasos de la Casa Blanca.  El martes tiene previsto viajar a Phoenix, Arizona, en un viaje a una industria que fabrica material médico. Después irá a Ohio.

El cambio de aires le puede dar a Donald Trump una oportunidad para cambiar la narrativa sobre el manejo de la crisis del coronavirus, que en Estados Unidos ha dejado la mayor cantidad de muertos con más de 61.000 fallecidos.  A seis meses de las elecciones, sus políticas frente a la pandemia han generado una desaprobación creciente.  Después de una conferencia de prensa desastrosa la semana pasada en la que divagó sobre la posibilidad de inyectar desinfectante a los pacientes con el nuevo coronavirus, la Casa Blanca está orientando al presidente hacia una retórica más positiva, hablando de reabrir la economía.

¿Exabruptos con su equipo?

Las encuestas muestran que su campaña pasa por un momento complicado, no sólo porque no logra un empuje del patriotismo que puede surgir de una crisis, sino que además se está hundiendo frente a un hombre al cual ridiculiza como “Sleepy Joe” o “Joe el dormido”.  Según el compilado de encuestas The Real Clear Politics, el demócrata Joe Biden cuenta con un 48,3% de apoyo frente a un 42% de Donald Trump.  Pero lo que es más importante en una elección que se decide estado a estado: su rival lo supera en cada uno de los estados bisagras que deciden la elección.

“¡ENCUESTAS FALSAS, igual que en 2016 (pero peor)!”, se quejó Donald Trump en Twitter este jueves durante una mañana de intensa actividad en la red social, en la que atacó a la prensa, a los demócratas y a todos aquellos que cree que han conspirado para hundir su presidencia con investigaciones sobre sus vínculos con Rusia.  La cadena CNN y otros medios han informado que el mandatario le gritó a su director de campaña Brad Parscale y a otros altos mandos en las últimas llamadas.  “No voy a perder frente al jodido Joe Biden”, dijo, según informó la agencia Associated Press.

Donald Trump, quien se ha referido a Parscale como un “semigenio” por su trabajo en una campaña poco convencional como la suya, negó haberle gritado a sus subordinados.  “Acabo de decir que las noticias falsas de la cadena @CNN están reportando incorrectamente que le estaba gritando a mi director de compaña”, se quejó en Twitter. “Él está haciendo un gran trabajo, nunca le he gritado”, agregó.  La secretaria de prensa del presidente, Kayleigh McEnany, negó que hubiera cualquier tipo de discordia en el equipo.

Apuesta a la economía

A pesar de que Donald Trump ha ejercido el poder gestando una división y atizando la controversia de una forma nunca vista, el magnate republicano espera que un repunte de la economía le asegure un segundo mandato en las elecciones de noviembre.  Pero entonces, la pandemia del nuevo coronavirus sacudió al mundo obligando a imponer duras medidas restrictivas para intentar frenar al virus, para el cual no hay vacuna.

El confinamiento han sacudido las finanzas de pequeños negocios como los restaurantes pero también de gigantes como las aerolíneas, enviando a las colas del paro a millones de personas en la mayor economía del mundo.  Según las cifras del portal de mediciones FiveThirtyEight, Donald Trump cuenta sólo con un 42,9% de apoyo, frente al 45,8% que tenía hace tres semanas. Por su parte, Joe Biden intenta convertir las elecciones en un referéndum sobre cómo el líder republicano ha manejado la pandemia.

Sin embargo, Donald Trump cuenta con que una recuperación de la economía llegue justo a tiempo para darle una victoria.  “Creo que vamos a ver cifras económicas que van a ser fantásticas”, dijo el jueves en el Despacho Oval.  Para el mandatario, el tercer trimestre va a ser una “transición” y en el cuarto se van a ver cifras muy sólidas.  Y para el próximo año, sentenció que las cifras van a ser “espectaculares”.

(Con información de AFP)

Leave A Reply

Your email address will not be published.