La Asociación de Criadores de Cabra de Fuerteventura muestra su malestar por el escaso interés que está demostrando el Cabildo hacia la situación del sector primario desde el inicio de legislatura y que se ha agudizado en estos últimos tiempos. 


A pesar de haber solicitado hace casi dos semanas varias reuniones, la última firmada por 62 ganaderos de la isla, con el consejero del área, Marcelino Cerdeña Ruiz, y con el presidente del Cabildo, Blas Acosta Cabrera, la respuesta no ha llegado todavía y el desánimo es creciente. 


El sector busca dar salida a los cabritos que habitualmente son derivados a los negocios de restauración  y ahora engrosan las cuentas de gasto de las explotaciones. 


Un “gran problema”, explica, el presidente de la asociación, Iriome Perdomo, quien asegura estar buscando alternativas como pueden ser el túnel de frío o las cámaras de congelación. 


El mercado virtual impulsado por la primera institución insular ayuda a comercializar en parte los productos, afirma, pero se necesita “un gran mercado central (descartando la Biosfera) donde llevar los productos”, insiste, para ser adquiridos no solo por las familias sino también por los pequeños y medianos empresarios que ya empiezan a dar muestras del posible inicio a la actividad este lunes, anuncia.