Memoria histórica

Recuerdo del asedio de 1936 Ante la vergonzosa campaña desatada por el anuncio de una conferencia del general Piñar sobre el Alcázar de Toledo, en el Museo Militar de La Coruña, el día 14 de abril y su  posterior “aplazamiento”, Coruña Liberal manifiesta:

  • - No entendemos que se suspenda una conferencia porque se fuera a realizar en una determinada fecha.
  • - No entendemos que se descalifique a un conferenciante por su nombre y apellido.


- No entendemos que, en un sistema democrático de libertades, no se pueda hablar de un hecho histórico que sucedió hace 75 años.

- No entendemos que a un ciudadano español, general del Ejército y vinculado familiarmente con el acontecimiento, no se le deje hablar en el Museo Militar de La Coruña, sobre el hecho mencionado.

- No entendemos que se suspenda, precisamente en La Coruña, una conferencia que se ha impartido, sin inconvenientes ni problemas, en numerosas ciudades de España y en el extranjero.

  • No entendemos que se opine visceralmente sobre el contenido de una conferencia que no se ha escuchado.

  • No entendemos que mencionen la utilización de medios públicos quienes viven de subvenciones ingentes que apenas justifican.

  • No entendemos a los que tienen tanto miedo a que los demás se expresen.

  • No entendemos que determinados grupos, amparándose en la memoria histórica, se conviertan en censores de quienes, cuando, donde y sobre qué se puede hablar.

  • No entendemos a los que, con rabieta impotente, acuden al autoritarismo de Madrid para imponer su voluntad.

  • No entendemos a la Sra. Ministra de Defensa, paladín de la libertad de expresión cuando se ofende grave y reiteradamente a España y los españoles en TV, y que ahora impide arbitrariamente recordar un hecho de nuestra historia  militar.

  • No entendemos que exijan responsabilidades quienes, fomentando el enfrentamiento, denotan una falta absoluta del sentido de la responsabilidad.

  • No entendemos que a la mayoría de ciudadanos se nos impida ejercer nuestro derecho de asistir o no a un acto público suspendiéndolo injustificadamente.