Memoria histórica

 

Los huesos que sacáis de la cuneta,
son huesos para el caldo.
Barata es la osamenta de poeta,
que está a precio de saldo.

Qué vieja y socorrida es esa treta:
"Me apropio de la gloria del difunto
al tiempo que, su muerte, se la apunto
a quien me contradiga".

El artículo entero en Zapaterías rimadas