... La cuestión giraba, en definitiva, en torno a si Franco derrotó a la democracia o a un proceso revolucionario. Conforme se adopte una u otra posición, todo el enfoque de la historia posterior, e incluso anterior, cambia de modo radical. Pues bien, yo he sostenido la segunda tesis: Franco derrotó a la revolución. Así lo vieron también Besteiro, Marañón, Ortega, Pérez de Ayala y tantos otros. La réplica a base de ataques personales extremadamente ruines y exigencias de censura inquisitorial prueba a su vez dos cosas: la imposibilidad de refutar mis tesis por parte de los historiadores y políticos contrarios, y el carácter antidemocrático de estos, muy coherente con sus adhesiones al Frente Popular. ...en Presente y pasado