Libertad de idioma

El próximo jueves, 29, a las 8 de la tarde, en la sala de la Fundación Caixa Galicia en c/Médico Rodríguez esquina a Juan Flórez de La Coruña, pronunciará una conferencia bajo el título Lengua y política el escritor Jesús Laínz.

Jesús Laínz (Santander, 1965) licenciado en derecho y empresario, es autor de varios libros de gran éxito sobre los separatismos españoles. La aparición en 2004 de Adiós España. Verdad y mentira de los nacionalismos fue celebrada por numerosos críticos (Stanley G. Payne, Alejo Vidal-Quadras, José María Carrascal, Pío Moa, etc.) como un hito en la investigación y divulgación del problema político más acuciante de la España de hoy. En 2006 publicó La nación falsificada, un ameno repaso de la contribución de muchos vascos y catalanes a la construcción de España; en 2007 España desquiciada, recopilación de artículos sobre la actualidad política; y en 2008 Escritos reaccionarios para separatistas y progresistas.

La obra de Jesús Laínz es, aplicando a toda ella lo que Aquilino Duque dijo sobre su primer libro, ... el testimonio de un español que al llegar al uso de razón ha visto con asombro y espanto una realidad siniestra y ha tenido el valor de denunciarla.

Si hemos buscado su presencia entre nosotros para disfrutar de sus palabras es porque tenemos la esperanza de que, como ya está sucediendo, ... cada día sean más los españoles que, a pesar de políticos y periodistas, vean las cosas como son, no como periodistas y políticos quieren que se vean, a despecho del pesimismo bien informado de J. Swift, según el que “es muy difícil hacer que una persona abandone mediante la razón un convencimiento al que no llegó mediante la razón". Difícil, pero no imposible. En ello estamos.

// //

Algunas críticas:

«”Adiós, España es el más completo compendio crítico o guía sobre la mayoría de estos problemas que haya aparecido nunca en un solo libro (...) Merece la pena ser ampliamente leído si se quiere comprender el trasfondo histórico y la construcción de algunos de los temas que tanta controversia han causado en los últimos años».
(Stanley G. Payne, autor del prólogo)

«Este panorama tan estimulante estaba reclamando un compendio, una `summa` que desmontase desde todos los puntos de vista a la vez la gigantesca impostura en la que se basan los nacionalismos disgregadores. Pues bien, creo no equivocarme si afirmo que esa `summa` ya existe: Adiós, España» (Luis Míguez, El Semanal Digital). [También, sobre La nación falsificada, continuación de Adiós España: « ... pliego de cargos incontestable contra la falsificación operada por los nacionalismos de la historia de sus respectivas regiones y por tanto, de la verdadera personalidad de las mismas como partes integrantes de la Nación española. Es entretenida, está muy bien escrita, es rigurosa: es nuestra historia recuperada»]


«El libro del año podría ser éste. Hacía muchísimo tiempo que alguien no volcaba tanta erudición crítica, tanto sentido común, en un tema que sin duda ocupará los próximos años de la vida política española».
(El Submarino, La Razón)

«A partir de las primeras páginas Jesús Laínz engancha al lector en una aventura apasionante de deslegitimación de la historia nacionalista con el paso firme de la utilización de fuentes primarias combinadas con un estilo ágil y ameno».
(José Francisco Serrano, Alfa y Omega, ABC)

«Este libro llega muy a tiempo y es de lectura obligada para quien quiera conocer unas pseudomitologías que no por absurdas dejan de fundamentar uno de los problemas más importantes, si no el más importante, en el futuro próximo de España».
(Pío Moa, La Ilustración Liberal)

«Un gran libro, por su tamaño, pero sobre todo por la calidad y la cantidad de su documentación, y por su interesante lectura, que en algunos pasajes logra ser apasionante»
(Francisco Ignacio de Cáceres, El Diario Montañés).

«Adiós, España recorre más de veinte siglos y liquida con una atractiva mezcla de erudición e ironía todos y cada uno de los inventos que los nacionalistas hacen circular como moneda histórica de curso legal para despiste de ingenuos y alimento de fanáticos»
(Aleix Vidal-Quadras, La Razón).

«Laínz no es autocelebrativo, porque escribe pensando en lo que el lector necesita saber y no en la imagen que va a dar de sí mismo. Laínz no es partidista, porque no escribe para defender una opción política de la que participe, sino para conocer mejor una de la que ciertamente no participa. Laínz ha eludido, en fin, dos riesgos manifiestos de estos libros, ya que no es plúmbeo en la lectura -sino por el contrario ameno y grato- ni es insultante en el tenor -porque su crítica al nacionalismo, por su profundidad, no necesita caer en bajezas de ningún tipo- ...

... Cuando los libros ligeros, sin calado intelectual o con escaso compromiso personal hayan pasado de moda y sean reducidos a pasta de papel, el de Jesús Laínz quedará como testimonio de una época difícil de nuestra historia: la que nos ha tocado vivir» Pascual Tamburri en la revista Arbil

«la principal virtud de estas páginas es haber tratado tan espinosa cuestión con total indiferencia hacia los tabúes de la corrección política, lo que ha dado como resultado un enfoque frontal y sin complejos que a muchos lectores sorprenderá y a ninguno dejará indiferente»
De la sinopsis del libro