Quero a miña lingua na túa boca ... Después de haber fracasado con los padres, se repite el intento de manipulación con los hijos. Como la sociedad gallega adulta ya está vacunada contra los que han utilizado el idioma como martillo de herejes, los esfuerzos se dirigen ahora a los niños, con la complicidad de ciertos enseñantes que sustituyen la pedagogía por la ideología, y de instituciones que mejor harían en ver qué cosas están subvencionando. ...

En El Correo Gallego