Memoria histórica

Memoria histórica

... como resultado de las elecciones de 1933, en la República, «la izquierda se burló sistemáticamente de la legalidad, reduciendo finalmente el orden legal al caos y preparando el escenario para una guerra civil». Efectivamente, desde aquella fecha, las dos mitades de la izquierda minaron la República con el objetivo de alcanzar una «conquista de poder», como ellos lo llamaban. La izquierda moderada buscaba subvertir el orden legal mediante la manipulación política, mientras que la izquierda revolucionaria atacaba al Estado con violencia e incendios.

Lo de derecha e izquierda en política comienza, como se sabe, por la ubicación de los miembros de la Asamblea Nacional en la Revolución francesa. Vaya por delante que, visto con perspectiva, muchos de los que se sentaban a la izquierda de la presidencia, jacobinos y cordeleros, fueron inmediatamente después protagonistas del Terror y del desastre económico e institucional. La burguesía ilustrada sentada a la derecha demostró, en la inmensa mayoría de los casos desvinculada del Antiguo Régimen, más moderación e inteligencia y mucho menos fervor por la violencia.

 

Almudena Grandes asegura que la derecha actual se parece más a la de la república que a la del franquismo. No estoy muy seguro de qué quiere decir con eso, y probablemente ella tampoco. La derecha, bajo la república, fue muy moderada, legalista y pacífica, vicios tanto más dignos de repulsa cuanto que sufría a diario los ataques ejemplarizantes de una izquierda henchida de las virtudes opuestas. Pero en su infinita ignorancia histórica (nadie es perfecto) lo mismo Almudena cree lo contrario.