Memoria histórica

Memoria histórica

 En una época en la que se pretende blindar los ríos, rapiñar prebendas fiscales o imponer desde el poder local las lenguas regionales en detrimento de la lengua común, una época en la que, en definitiva, se anteponen míticas esencias milenarias al beneficio y los derechos del ciudadano, el Bicentenario del Dos de Mayo y de la guerra de la Independencia es una buena oportunidad para recordar cómo, en un tortuoso itinerario, los derechos individuales de los españoles inician su recorrido hasta la actualidad de nuestra Constitución.

Hace unos meses publicábamos en este artículo, puesto de actualidad hoy por el ARGA,  ...  Nuestra asociación tiene entre sus fines "promover el pensamiento liberal, trasladando a la opinión pública la crítica de las injerencias injustificadas de los poderes públicos en ámbitos de libertad individual" Lo que incluye la injerencia en nuestro bolsillo para financiar la injerencia en nuestra memoria. Ni se nos pasa por la cabeza pedirle una subvención al Sr. Méndez Romeu o a la Sra. Ángela Bugallo: nuestra repugnancia por las subvenciones, es decir, por satisfacer nuestros intereses ideológicos con el dinero de los contribuyentes, coincide con la suya por nuestros fines.

En el día de hoy, vencida electoralmente la derecha extrema por las fuerzas progresistas, derrotadas la Historia de España, la Gramática y aún la Geografía por una coalición formada por el Optimismo Antropológico, el Relativismo y la Superioridad Moral de la Izquierda sobre las iniciativas del oscurantismo alentadas por los hechos, han alcanzado las tropas aliadas en la Memoria Histórica sus últimos objetivos socioculturales. Con efectos retroactivos. En el Blog del autor, comentado por los remeros