Terrorismo etarra

Terrorismo etarra

 Lo que resulta más difícil de entender es que el riesgo de que la Ley de Partidos viera frustrados sus efectos no haya procedido de los obstáculos jurídicos que se han puesto para impedir su aplicación, sino de la decisión por parte del Gobierno socialista de entrar en una negociación política con ETA-Batasuna en el mal llamado "proceso de paz" cuyos lamentables avatares ocuparon la legislatura anterior.
Era inevitable que la Ley de Partidos fuera una de las víctimas señaladas de ese proceso por tres razones básicas.
La ley, como se ha dicho, adquiría sentido político -y de Estado- como expresión de la voluntad de derrotar a ETA. Cuando la estrategia frente a ETA abandona ese compromiso y se centra en promover un "final negociado", era inevitable que la vigencia de la ley decayera.  . ... En Papeles FAES (enlace al pdf)

 El papanatismo ibérico ha precisado, por boca de uno de sus más ilustres representantes, que desde Europa dijesen que dos y dos son cuatro. Esa verdad resultaba inverosímil en boca de Aznar.

El vi(r)aje del periodista Gabilondo. Cristina Losada en Heterodoxias

A envainársela. José de Cora en su bitácora

H. Tertsch, en el ABC: Fin del sortilegio

Monsieur de Sans Foi en su blog, Zapaterías rimadas (comenta en verso jocoso la convesión de Gabilondo tras el rayo de Estrasburgo que le derribó de la burra):

Os he llamado fachas y de todo.
He dicho de vosotros perrerías.
Mas, he de confesar que, en estos días,
las cosas ya las veo de otro modo.

No vuelvo a equivocarme ni beodo:
con ETA han de entenderse policías
y jueces.
Lo demás son tonterías
que arrastran la Justicia por el lodo.

 

... Al presidente de la AVT le hablaban en una entrevista sobre un posible final dialogado con ETA y le preguntaron su opinión sobre hacer, en ese caso, alguna concesión a ETA. Casquero contestó que él preferiría que no. Preferiría, dijo. En fin, una AVT "en su sitio", despolitizada –faltaría más, ¡dónde va una víctima vestida de ciudadano!–, desaparecida del espacio público ciudadano, que ha hecho renuncia de la Rebelión Cívica y de cuyos cargos de representación muchos hemos salido corriendo, pues no hemos abjurado de aquella rebelión democrática. Una AVT desactivada para regocijo de PP y PSOE. Qué decir del resto de asociaciones. ... En Libertad Digital