Terrorismo etarra

Terrorismo etarra

En Barcelona he asistido a tumultos, fiestas, carreras, plantes y desplantes sin cuento. Pero como lo del sábado, nunca. Gritos serenos de "libertad" y exquisito respeto a las condiciones puestas por el PP: nada de criticar sentencias judiciales. Un respeto que chocó con la total ausencia de cargos del PPC. Tampoco hubo representación de Ciutadans (¿Existió alguna vez una esperanza llamada Ciutadans?). Hubo cosas más importantes: escalofriantes minutos de silencio antes del himno. Y buenas gentes. Tan buenas serían que pudo una pajarraca espetarle a un grupo de concentrados "¡Gora De Juana!", y largarse tan contenta. "Dejadla estar". "Ni caso". El artículo entero en Libertad Digital  

Siempre hay una primera vez. La de los socialistas vascos con las subvenciones a los familiares de los presos de la banda terrorista fue ayer. Recordarán los lectores que el PSE había criticado la partida destinada a este fin en los presupuestos de este año y del anterior, aunque votó aformativamente.
Jesús Loza, que es médico, defendió ayer la subvención, si bien se manifestó partidario de regularla y equipararla a las que se conceden a quienes viajan para recibir un tratamiento médico que no se dispensa en Euskadi. "No somos partidarios de eliminarla. Ahí está nuestra diferencia con el PP", se justificó ante el Parlamento vasco.

¿QUÉ SERÍA Otegi si ETA no existiera? ¿Quién haría caso a sus desplantes de matón si no tuviera detrás a los de la gasolina y la pistola? No es difícil responder a esas preguntas: sin la presunción de que cuando habla, Otegi lo hace como portavoz oficioso de una banda terrorista, ni Otegi sería nada, ni nadie haría caso a las baladronadas con que pretende marcar la agenda política española.

El artículo íntegro en La Voz de Galicia (con una pequeña errata que hemos corregido en esta entrada)