El 5 a las 5 La banda terrorista española más sanguinaria acaba de arrojar a los expectantes medios otro de sus anhelados trozos de papel higiénico, usado.
Algunos se han precipitado a olisquearlo para transmitir a la ciudadanía sus sensaciones narcóticas. Es la actitud abyecta de quienes siempre estuvieron por el entendimiento PSOE-ETA.  Otros han advertido certeramente de qué se trata. Y los menos han acertado con la actitud cívica procedente, considerando que el ejercicio del periodismo no está reñido con la decencia. Por ejemplo, Ruíz Soroa.
Nosotros, a poco que podamos, estaremos el cinco a las cinco en Madrid, como hemos hecho siempre.