Camino del dementerio... ...  El hombre reventó a hablar porque su interior era una olla a presión. El político se entrevistó algunos años atrás con un responsable de ETA para negociar, siendo él una víctima potencial de la organización terrorista y habiendo sufrido años de escolta policial y de miedo y de una sociedad que consintió el mal. La víctima potencial -y el político que tejió pieza a pieza en su partido durante diez años los mimbres de aquel encuentro- habló con su eventual verdugo poniendo en peligro su fortaleza emocional, moral y política. La víctima potencial aplicó incorrectamente el principio de empatía para poder negociar y no guardó la precaución de no comer y beber con él, de no intimar con él. Y algún tiempo después se aplicó el castigo de asistir a tanatorios por víctimas de esos hombres con los que llegó a intimar. «Nos hemos destrozado la vida», le dijo la víctima a su verdugo. ... del artículo publicado en El Correo, el 12/11/2010

Eguiguren, del entierro a la mesa con Ternera

La inversión de la carga de la prueba.-  ... ... El último acto de la jornada de la Memoria se celebró en Andoain, el pueblo en el que fue asesinado Joxeba Pagazaurtundua, el jefe de su Policía Municipal, mientras desayunaba en el bar Daytona. A él acudió Jesús Eguiguren, pero no estuvieron la viuda, ni la madre, ni los hermanos de Joxeba. Hoy, en El Correo, Maite Pagaza ha publicado un artículo impecable, en el que explica el fondo del asunto con elegancia y rigor inatacables. Contra lo que vienen espolvoreando insistentemente los publicistas, la división no se produce porque unos quieren la paz y otros solo piensan en ganar elecciones, sino por el relato que ha de prevalecer después de tanta sangre.

Santiago González en su blog