Terrorismo etarra

 El papanatismo ibérico ha precisado, por boca de uno de sus más ilustres representantes, que desde Europa dijesen que dos y dos son cuatro. Esa verdad resultaba inverosímil en boca de Aznar.

El vi(r)aje del periodista Gabilondo. Cristina Losada en Heterodoxias

A envainársela. José de Cora en su bitácora

H. Tertsch, en el ABC: Fin del sortilegio

Monsieur de Sans Foi en su blog, Zapaterías rimadas (comenta en verso jocoso la convesión de Gabilondo tras el rayo de Estrasburgo que le derribó de la burra):

Os he llamado fachas y de todo.
He dicho de vosotros perrerías.
Mas, he de confesar que, en estos días,
las cosas ya las veo de otro modo.

No vuelvo a equivocarme ni beodo:
con ETA han de entenderse policías
y jueces.
Lo demás son tonterías
que arrastran la Justicia por el lodo.

 

Algunos comentarios en el blog de Santiago González:

Blogger Feroz dijo...

Buenos días.

Gabilondo (el "cuatrero") ha sido el primero en sacar la pata, después de que el Tribunal de Estrasburgo dijera lo mismo que muchos venimos diciendo desde hace mucho tiempo.

A ellos no pueden llamarles franquistas, ni toda la sarta de gilipolleces que hemos tenido que aguantar durante estos últimos años.

Los progres se la tienen que envainar, y reconocer que han empedrado el camino al infierno con sus "buenas intenciones", que lo único que han conseguido es mantener más tiempo el tinglado terrorista, que empezaba a derrumbarse con la Ley de Partidos.

 

 

Blogger navarth dijo...

Otegui a los jueces de Estrasburgo: ¿Esto lo sabe Conde Pumpido?

9:21 AM

 

Blogger Monsieur de Sans-Foy dijo...

Lo patético, lo verdaderamente patético de todo esto, de una legislatura entera perdida para la lucha contra ETA, de la ruptura de la unidad social contra el Terrorismo, acusando de todo a las asociaciones de víctimas (Alcaraz era para Antonio Gala aquél señor "de extraño rostro y aún más extrañas ideas"), lo verdadaderamente patético de todo esto, es que LES HA SALIDO GRATIS.

Los españoles no castigaron a Rodríguez por haber puesto en ridículo al Estado frente a Eta.
Él, que arrastró por los suelos a la Justicia de una forma tan vergonzosa como no se recordaba (recordemos la sonrisa de Otegi a la salida del juzgado), Él, que llevó a los proetarras a Estrasburgo, que nos acusó de extremistas por defender exactamente lo mismo que ahora defienden ellos... NO SE ARREPIENTE DE NADA.
¿Por qué habría de arrepentirse?
No le salió bien, pero le salió gratis.