11-M

11-M

Un crecido número de ciudadanos nos reunimos ayer a las ocho de la tarde al lado de la Delegación del Gobierno en La Coruña, como en otras veintinueve ciudades españolas, para manifestar nuestro rechazo a la política del Gobierno en materia terrorista -no podemos llamarla política antiterrorista- en todos los frentes. Éramos más que el 11 de septiembre, pero menos de los que seremos el 11 de Noviembre.

En Coruña se leyeron estas palabras de D. Gabriel Moris, vicepresidente de la AVT (A Gabriel Moris le asesinaron un hijo en las acciones terroristas del 11M): 

 

Miguel CancioEl miércoles 27-09-06, el País/Grupo Prisa y con gran despliegue mediático dice lo mismo sobre los autores del atentado terrorista del 11M que lo que dijo la Cadena SER el 13M y 14M (13-03-04 y 14-03-04: el 14m se celebraron elecciones generales en España): la culpa es de Al Qaeda (suprimieron lo de los terroristas suicidas, a los cuales la Cadena SER atribuyó el atentado terrorista del 11M). Al mismo tiempo, PRISOE & socios & lobbies, sus medios y escuderías, con el País, la Cadena SER y ABC en primera línea mediante el muro político, parlamentario, intelectual y mediático para silenciar lo que no les conviene, quieren imponer la opinión única, la opinión que más les conviene y liquidan a todos los que, desde el primer momento hasta hoy y en la búsqueda de la verdad, están luchando e investigando el 11M ...

LdelPHay algunos que se cansan de saber y averiguar cosas que después de sabidas y averiguadas no importan un ardite al entendimiento ni a la memoria. Indudablemente D. Quijote no se refiere a Luis del Pino , porque también es un caballero que trata de desfacer entuertos y amparar a las víctimas de una de las mayores felonías que ha padecido España, pero sobre todo porque ni se cansa de averiguar, ni el asunto carece de importancia. Son muchos los curas, amas, barberos, sobrinas, sacristanes y bachilleres de varia condición intelectual, o catadura moral e intención, que tratan de disuadir a nuestro héroe y a otros compañeros de que continúen con sus andanzas.