Libertad de idioma

Libertad de idioma

Muchos ciudadanos consideraron que la oficialización de la lengua gallega no tenía por qué significar la exclusión de la castellana o española común, que, además, seguía siendo oficial. De hecho, esta solución aditiva, que era evidentemente la diseñada en la Constitución, tuvo plasmación en la legislación general. La Ley 07/1985, de Bases del régimen local, en su art. 14.2. establecía, antes de la instauración del nuevo régimen de dependencia nacionalista, que La denominación de los municipios podrá ser, a todos los efectos, en castellano, en cualquier otra lengua española oficial en la respectiva comunidad autónoma, o en ambas

Claro y sencillo. ¿Por qué no satisfizo a nuestros normalizadores unánimes? ¿Por qué duró tan poco el sentido común? Queda para otro día, pero retengamos ya aquel esquema binario explicativo de éste y de la mayoría de los problemas políticos que padecemos:

... “… la Constitución no es capaz de mantener al Estado dentro de sus límites. Dado, en efecto, el monopolio del Tribunal Supremo, cuyos miembros son seleccionados por el propio gobierno, y garantizado, por tanto, el poder de tomar las decisiones últimas, los jueces, políticamente favorables al sistema, se inclinarán siempre por una interpretación amplia de los textos constitucionales que permita extender los poderes de los gobernantes sobre los ciudadanos..” (J.C.Calhoun, Disquisition on Government). Tomado de "Estancias libertarias"

 (Cómo se puede tener tanta cara...)  El ministro de Educación del Gobierno de España les dice a los padres que "asuman la legalidad": que la lengua vehicular de la educación en Cataluña es el catalán. Con dos cojones y un palito.
Es nuestro propio ministro de Educación quien nos dice que ... ... En el blog del autor, Zapaterías rimadas