Libertad de idioma

Libertad de idioma

La libertad, como bien perciben las dictaduras de todo pelaje, es extremadamente peligrosa. Los individuos pueden elegir y hacer lo que les conviene, y no lo que conviene al poder. La razón última de que existan leyes de normalización lingüística radica ahí: en el peligro que entraña la libertad. Si se dejara a las personas elegir el idioma de su preferencia en todos los ámbitos, no se sabe qué pasaría. Pero puede imaginarse a la vista de lo que ocurre cuando hay algún margen para escoger.

 

Parga solicitou a modificar o decreto de normalización para que o plan se poida aplicar e deixe de ser "imposíbel desenvolver a vida en galego no noso país". O portavoz de Educación destacou incumprimentos como o feito de que non se chegue a impartir un terzo do horario do ensino infantil en galego nos centros que teñen o castelán como lingua predominante. Galicia hoxe

La semana pasada asistimos a una singular campaña normalizadora, en uno de los ámbitos tradicionalmente más anormales, según pública confesión de los contrictos participantes en el auto de fe, entre ellos, para solaz de los inquisidores, todo un general de la guardia civil. Tiemblen jueces y profesores: si hasta la guardia civil pasa por el aro de la normalización, ya saben lo que les queda.