Libertad de idioma

Libertad de idioma

Es inútil mirar para ese otro lado. Los niños no vienen de París. Los matones que le parten los dientes a una joven política vasca del PP, intentan romperles la crisma a los de Ciudadanos o sabotean actos cívicos en Galicia, no vienen de no se sabe dónde ni salen de los bajos fondos. De las familias salen, claro, pero sobre todo de las escuelas. De nuestras madrassas. Mejor dicho, de las de ellos. De aquellos que las han tomado, con el beneplácito de la autoridad incompetente, para convertirlas en centros de adoctrinamiento nacionalista. El artículo en Libertad Digital .
El primero en sugerir el concepto del cheque escolar fue Milton Friedman, en 1955. La idea es muy sencilla: reconocida la importancia de la educación para las personas, se acuerda que el Estado sea quien la financie universalmente, y que los padres elijan el modelo educativo que más les satisfaga. Como resultado de la introducción del mecanismo de competencia entre escuelas, la calidad aumenta. El artículo y comentarios en el Blog de Radicales libres.
...Lluís Aracil, su maestro, el padre teórico del invento, el gran sociolingüista que ya anda a punto de acuñar el concepto de "normalización" del catalán que luego repetirán ad nauseam los talibanes que están por llegar, abjurará de la causa por ese entonces. Y asqueado, declarará: "¿Que la educación franquista era en castellano? Como los libros, como la Escuela Moderna de Ferrer y Guardia, como las teresianas o los jesuitas de siempre. Esto de ahora, en cambio, es la institucionalización de la política oscurantista de Prat de la Riba y Torras i Bages: que los payeses sigan siendo payeses, pues los pobres son felices. Y a los hijos de los inmigrantes, que les encasqueten la barretina: eso está más cerca de los nazis que de los conservadores europeos." El artículo en Libertad Digital