El grupo del BNG denunció ayer en el Parlamento autónomo el poco uso que hace del gallego la Administración de Justicia, e incluso tachó de «analfabetos funcionais» a los jueces que desconocen este idioma, lo que ha llevado a la secretaria xeral de Política Lingüística, Marisol López, a advertir que «non é admisible» que los magistrados se nieguen a utilizar la lengua propia cuando así es reclamado por el ciudadano, en cumplimiento del derecho de elección que consagra tanto el Estatuto de Autonomía como la Lei de Normalización Lingüística.

 

El diputado nacionalista Bieito Lobeira advirtió de que «non é posible impartir xustiza en Galicia sen coñecer o idioma galego», al tiempo que denunció la existencia de «analfabetos funcionais» en la judicatura, al menos en el apartado lingüístico. Lobeira recordó lo ocurrido con una causa por agresión instruida en los juzgados de Tui, denunciada por el también diputado Paz Antón. Según su versión, un juez llegó a decir por escrito que un vecino golpeó a otro con una biblia, cuando en realidad lo hizo con una vimbia (mimbre, en castellano).

Marisol López recordó que los gallegos tienen derecho a relacionarse con la Administración en «calquera das dúas linguas», por lo que insistió en que el gallego ha de ser un mérito preferente para la provisión de plazas en la Justicia. También destacó que este año la Secretaría Xeral de Política Lingüística renovará el convenio para impartir cursos de capacitación en lengua gallega en el ámbito judicial, si bien admitió que los avances están siendo bastante lentos. La noticia en La Voz de Galicia