Libertad de idioma
El anuncio que ahora nos hace la conselleira de Educación es audaz, intrépido, revolucionario. Exhibiendo una valentía insólita, casi temeraria, doña Laura nos dice, ahora, que se tendrá en cuenta la lengua materna de los niños, antes de dar un nuevo paso en la galleguización lingüística de la enseñanza. Según eso, un chaval que haya sido criado en castellano aprenderá a leer y escribir en castellano, y el aprendizaje será en gallego, si ése es su hábitat idiomático. El artículo entero en El Correo Gallego