Libertad de idioma
... Los misioneros de los idiomas, si alguien siente esta encomiástica vocación, deben convencer desde la humildad y el raciocinio, porque si lo hacen desde el decreto ley, se les ve el ramalazo ful a las primeras de cambio y sobre ellos se emiten juicios donde no quedan muy bien parados. ... En la Bitácora de Cora ... La política estatal con respecto a una lengua debería consistir, simplemente, en permitir cualquier manifestación, sin persecuciones ni discriminaciones. Si existen individuos preocupados por el uso y la difusión de una lengua, tan sólo tienen que montar campañas publicitarias y culturales destinadas a fomentarla. Si ni siquiera de este modo consiguen que su número de hablantes se incremente, o bien son unos inútiles integrales o bien los destinatarios de la campaña no desean volver a utilizarla. Ninguno de los dos casos justificaría el uso de la violencia estatal para reimplantarla. ... Juan Ramón Rallo, La compensacion lingüística, en Libertad digital.