Libertad de idioma

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
A/a Her Joachim Hunold
Director general de Air Berlin

Estimado señor Hunold:

Quisiéramos felicitarles por defender su libertad frente al acoso burocrático-lingüístico que pocas empresas españolas se atreven a resistir dada su dependencia de la contratación pública o de la subvención oficial, entre otras razones aún menos confesables.

 Hace años que partes enteras del territorio nacional están directamente sometidas, y toda la nación condicionada por esta gente cuyo sectarismo es proporcional a su ignorancia y su odio. Quieren construir nuevas naciones falseando la Historia y envenenando el presente con sus mezquindades y chulería, atribuyéndose supuestos derechos que convierten en obligaciones y coacción para los demás sin respeto alguno por la libertad.

Sepan que frente a la maquinaria de boicot contra cualquiera que no se someta a su capricho en que se ha convertido el nacionalismo en algunas regiones españolas, hay una mayoría callada de ciudadanos -por supuesto, también en las regiones oprimidas por el etnolingüismo- que apreciamos su gesto, y que consideraremos de manera preferente su oferta de servicios cuando tengamos que hacer algún viaje.

Además -con la muy importante excepción de los que pueden hacerlo con cargo al erario público- los nacionalistas viajan poco.

Muchas gracias por defender su libertad, que es la de todos, y tengan la seguridad de que somos más los españoles que les apreciamos por ello que los que les han anotado en su agenda de odio.