Debate identitario

Debate identitario

Joaquín Leguina (Villaescusa Cantabria, 1941), doctor en Económicas por la Complutense, en Demografía por la Sorbona, estadístico del Estado, ex concejal del Ayuntamiento de Madrid, doce años presidente de la Comunidad de Madrid, es, por formación y experiencia política, todo lo contrario de lo que hoy se lleva en el PSOE. Desde su destino actual en la presidencia de la Comisión de Defensa del Congreso dice lo que muchos en su partido sólo defienden en voz baja: que Zapatero ha abierto el melón de la estructura del Estado sin saber a dónde nos lleva y sin conseguir aplacar a los nacionalistas.

Oído en la radio:
"Si los políticos son incapaces de darse cuenta cuales son nuestras preocupaciones reales, ¿como vamos a confiar en ellos para que resuelvan los problemas?" (Un oyente)
"Yo no fuí a votar porque estoy hasta los.... de tanto trapicheo, tanta nación, tanta realidad nacional, o histórica, o lo que sea... ¿pero donde viven estas gentes?" (Un oyente) ...

Una de las cosas que más me llama la atención en su persona, mi señor Zapatero, es la falta de correspondencia estricta entre sus palabras y los hechos. Aún recuerdo una gran intervención parlamentaria suya para explicarle al lehendakari por qué no debía admitirse a tramitación el Plan Ibarretxe.
Fue el 1 de febrero de 2005 y usted dijo algunas cosas muy sensatas que han quedado escritas en el Diario de Sesiones del Congreso. Por ejemplo, que "salvo en estos últimos 25 años, nuestra historia constitucional es un recetario de fracasos (…) porque normalmente se hicieron constituciones de partido, normas políticas con el 51%, y las normas políticas con el 51% para ordenar la convivencia acaban en el fracaso (…) Lo que expreso en esta cámara es que busquemos el 70, el 80, el cien por cien para una norma institucional básica en Euskadi".