Debate identitario

FAES, 10 años de cuadernos de pensamiento político, enero-marzo 2010

“constitucional” no significa bueno, justo y oportuno. Supongamos que el Estatuto catalán y todos los demás en esta segunda ola sean acordes con la Ley de Leyes, si así lo dice el intérprete supremo. En ningún caso deberíamos eludir la crítica en el terreno político, socioeconómico, incluso moral. ¿Por qué hemos de asumir la transferencia de poder a las comunidades autónomas como verdad de fe? Hemos creado un monstruo jurídico-político, que siempre lleva razón y actúa como supuesto poder benéfico: controla, subvenciona, distribuye (a los afines), excluye (a los discrepantes)… En términos de percepción política, ni siquiera cobra impuestos. Se limita a exigir más dinero del Estado, que sigue siendo el malo de la película. Con prudencia, pero con firmeza, hay que crear un ambiente intelectual propicio para recuperar el rumbo perdido. En Cataluña, en el País Vasco… y, no nos engañemos, en todas las demás autonomías, ... leer más