Debate identitario
Portada de En el año 1980 Pujol reunió en Construir Catalunya sus llamados artículos dominicales de posguerra. Se dejó dos. Uno prácticamente marxista y El Ejército de Ocupación. He leído este último con gran emoción, gracias a Francisco Caja, que prepara ya el segundo tomo de La raza catalana, donde se incluye un capítulo dedicado a Pujol que lleva un título estupendo: La invasión de los cuerpos. El artículo, de enero de 1965, empieza fuerte: «..., es del todo necesario que 150 ó 200 mil hombres que viven en Cataluña sean considerados como lo que son en realidad: como ejército de ocupación ...//... se pueden presentar honorablemente como maestros, como obispos, como médicos, como escritores, como funcionarios, como porteros o bedeles, ...//... Pero, nosotros, nos tenemos que meter entre ceja y ceja que además de todo esto, son ocupantes, son coloniales. (…) Se ha de crear un nuevo tipo, el del ocupante.» [En el blog de Arcadi Espada] Nota (innecesaria) del editor: el nacionalismo gallego -y galeuscat- se alimenta de la misma mierda conceptual.