URKÚLLIDES: -¡Atenienses! ¡Que el negro oprobio y el verde ludibrio caigan sobre nuestras cabezas, pues el meteco Pachílope aspira a gobernar sobre los hijos de Atenea!
PENÉUVIDA 1: -¿Y cómo hará tal cosa, cuerpo de Baco, siendo nosotros más numerosos que los Pachilópidas?
URKÚLLIDES: -Negros nubarrones ensombrecen tu rostro, oh, Zeus: los Pachilópidas traman una alianza con los Pepígonos.
PENÉUVIDA 1: -¡Horror!
PENÉUVIDA 2: -¡Terror!
PENÉUVIDA 3: -¡Viturperio!
PENÉUVIDA 4: -¡Mierda en bote!
PENÉUVIDA 2: -¡Union antinatural! ¿Cómo puede el lechón amamantarse en las plumas de la gaviota? ¿Lo permitiran acaso los dioses?
URKÚLLIDES: -Vivimos tiempos de infortunio, días de prueba. Los dioses han vuelto la espalda a su pueblo.
PENÉUVIDA 3: -¿Y dónde está Juanjodiseo, nuestro Arconte? ... Acto I, en el blog del autor
 Y acto II, ofrenda de Zenérruze, Azcaratea y Errastígona