Debate identitario

“El PP y el BNG podrían entenderse hasta cierto punto”, nos comunica ahora Fraga. El mismo día en que Rajoy –tabaco y bruma– le acaricia asimismo el lomo, zalamero, a los separatistas gallegos. Vamos comprendiendo lo que les espera a los millones de votantes que desean y exigen firmeza ante el nacionalismo: la más absoluta orfandad política. A algunos huérfanos los adoptará Rosa Díez; otros vagarán errabundos.
Antes de que la bestia que acarician les coma la mano, sería muy instructivo que don Manuel el Proteico concretara. ...//...¿En la definitiva erradicación del castellano de la vida pública? Quizá en ese punto. Sería al cabo la coronación de un empeño iniciado y desplegado por los populares gallegos. En Libertad Digital