Contra la libertad

Contra la libertad

Queremos a nosa lingua na túa boca (premio correlingua)Hemos recibido de Vigueses por la Libertad la noticia de que el "valedor do pobo" un órgano que duplica en el territorio gallego las funciones  y el gasto del Defensor del pueblo, "pide" a la administración regional -Junta de Galicia- que deje de alojar en una página web de un "equipo de dinamización lingüística" el vínculo a un video de exaltación de dos secesionistas gallegos condenados por la colocación de una bomba en una sucursal bancaria de Santiago de Compostela. El "valedor" actúa a instancia de Galicia Bilingüe, en respuesta a una queja por el adoctrinamiento político nacionalista en la educación en Galicia.

En la página de Vigueses también se publica el acceso para formular quejas al "valedor"

Abatimiento justificadoMe hicieron todo tipo de pruebas, no me puedo quejar.
El doctor Bergareche se aseguró de que me reconocieran a base de bien. Y menos mal que tengo un seguro médico, porque en la Seguridad Social me habría eternizado en listas de espera.
-Estas cosas hay que hacérselas mirar, Manuel. De nada vale esconder la cabeza bajo el ala.
-Sí, doctor, lo que Vd. diga.
Los reconocimientos se sucedieron como un amargo Viacrucis: no quedó orificio por explorar, frasquito por llenar ni sonda por meter. [El fatal desenlace en Zapaterías Rimadas]
Pío Moa Si no permitimos que quede en un hecho aislado, la convocatoria de Alcaraz puede tener un alcance político decisivo. Ha demostrado a) el carácter de auténtica chusma de la casta política partitocrática, sea de derecha o de izquierda; b) el descontento existente en gran parte de la sociedad española, precisamente la más viva y sensible, hacia el rumbo desintegrador, antidemocrático y corrupto al que quiere llevarnos la casta política; c) la posibilidad de dar cauce a ese descontento a través de un poderoso movimiento cívico al margen de los actuales partidos. ... En Libertad Digital

Subcategorías

Las historias de los que nos hemos desenganchado del Matrix progre suelen ser parecidas, pero todas son muy aleccionadoras. Y, sobre todo, demuestran que hay esperanza, que es posible, ...