Social

Social

 ... Como católicos, y en términos de lo que supone el ejercicio crítico de un medio de comunicación (es decir, de una naturaleza distinta a la estrictamente eclesial), nos sentimos mucho más cerca de un Jiménez Losantos que de innumerables grupos y sectores del catolicismo progresista o nacionalista.
En la vida de cada cual, las decisiones no se toman jamás entre lo que se tiene y lo que se quisiera tener. ¿Cuál es la potencia creativa real de un catolicismo social español para generar Losantos católicos? Si por circunstancias históricas o coyunturales no se ha generado nada así, ¿debemos por ello renunciar (en este caso dinamitar) a construir un espacio público de libertad y de regeneración social? ¿No es acaso esto mucho más católico? ... En Revista Libertad Digital
El presidente ha confiado a sus parlamentarios que estamos en la segunda fase del combate contra la crisis. Es un pequeño gran salto pasar a la segunda fase cuando no se ha cumplido la primera. Y un salto que se debe en exclusiva a la firme creencia de Zapatero en que las palabras están al servicio de la política. Los anticuados que mantienen cierto apego a la racionalidad piensan que la política es la gestión de los asuntos públicos. El socialismo gobernante, en cambio, está convencido de que la política consiste en crear estados de ánimo. ... En Libertad Digital
... como en las películas donde el monstruo nunca muere del todo, el miedo ha resurgido con una virulencia insospechada: miedo a la incontrolable velocidad de la crisis, a perder el empleo, a quedar atrás en una distribución cada vez más desigual de la riqueza, miedo, sobre todo, a que quienes se hallan en el Gobierno, a que los sonrientes líderes del G20, no tengan, en realidad, ninguna idea de qué está ocurriendo ni de las soluciones efectivas para frenar la recesión. ... En el ABC