Social
VATICINIOS planetarios al margen, lo que de verdad me preocupa en la visión de futuro de las Pajín, Aído y compañía es su convicción de representar la esperanza de los seres humanos (una vez definidos éstos según criterios científicos). No se trata exclusivamente de necedad, y creo que se equivocan quienes lo reducen todo a un innegable déficit de escolarización en las mentadas, que, sin duda, progresaron adecuadamente bajo la guía de profesores/profesoras incapaces de enseñarles a pronunciar la palabra «atlántico». Estas precarias criaturas, cultivadas en los viveros de la LOGSE, son el resultado de sustituir la instrucción -o sea, la enseñanza- por la educación, ... En el ABC