Campaña municipal

Hay algo que me gusta todavía menos que que me suban los impuestos: ver lo que hacen con ellos. Ramius

Aprovechando la explosión de la primavera que todo lo embellece gratis, y bajo el lema Presume de Barrio, el partido rector de nuestro ayuntamiento ha desplegado  una campaña de autoestima micro-localista, mediante unos contenedores  en cuyo interior hay fotografías del barrio y unas pantallas de ordenador para que los vecinos conozcan su barrio y presuman de él.


Los vecinos ya conocemos nuestro barrio y no están las cosas para andar presumiendo. Estas oficinas-contenedor están a cargo de una persona rescatada del paro, sí, pero para una ocupación inútil, como si no hubiera mejores cosas que hacer que campañas tipo esto-loarreglamos-entretodosy otros bálsamos voluntaristas.

Es incomprensible para muchos contribuyentes coruñeses que el dinero que se obtiene de sus exhaustos bolsillos se malverse en semejantes ocurrencias electoralistas, que sólo sirven para el autobombo del Sr. Losada. Mejor haría nuestra administración local en ahorrarse la autochufa y bajar losImpuesto sobre Bienes Inmuebles o el de circulación.