Económica

Económica

 ... Tras las primeras vacilaciones, tras una prudente espera de hasta dónde podría llegar la debacle, los que tienen los poderes en todas las partes del globo se han conjurado para adoptar una receta común, universal, unificada y transnacional: socializar en las mayorías las pérdidas generadas por las aventuras de las minorías, redistribuir las depreciaciones al cuerpo de contribuyentes, ... En La Voz de Galicia.
En el blog de Lady Godiva.- ... el Cervecero Benevolente, explica en su blog por qué él quiere su propia Balanza Fiscal.

... pero los ciudadanos debemos exigir que se juegue el juego hasta el final. Por ejemplo: ¿Mantiene Barcelona a Gerona? ¿Cuantos Hospitalet y Badalona hacen falta para financiar la pequeña Plaza de Sant Jaume y a sus pobladores: el alcalde Hereu alias Tirofijo y el Apenas Honorable Bachiller Montilla? ¿Cuando piensan devolver los peneuvistas las cuantiosas inversiones realizadas para la reconversión industrial de los Altos Hornos? (lean todo, te saca la sonrisa)
Y bien pensado, yo también quiero la mía. Lo que no sé es cuántos funcionarios a nuestra costa serían necesarios para elaborar una Balanza Fiscal unipersonal.
Si montamos una empresita y vendemos Balanzas Fiscales unipersonales como quien vende cartas astrales ¿nos forraríamos?
... Lo que faltan son incentivos a la innovación, que es lo que caracteriza a las empresas privadas competitivas -no las monopolísticas-. En el sector público no hay incentivos, ni a los pacientes para que se ajusten a las relaciones costes/beneficios, ni al personal del sistema para que administre con máxima eficiencia. La sanidad privada no existe, es un abuso del lenguaje, porque quien quisiera elegirla debe en cualquier caso pagar antes la pública. La habría si los afiliados pudieran elegir ... El artículo en La Voz de Galicia