Económica
Es un artificio escapista atribuir la crisis económica actual a causas mecánicas, como si la sociedad fuese un artefacto que periódicamente se avería según oscuras fuerzas estructurales. Tal fue el error del cientismo del siglo XIX. Hoy ya sabemos -en aprendizaje con sangre, decepción y pavor- que los fallos de la colectividad son debidos a un inmoral ejercicio de las facultades de la libertad; de cualquier actor social, en particular de los que cuentan con atribuciones especiales, facultades por representación y poder real. ... En La Voz de Galicia