Económica
... Es obvio que las leyes constituyen la argamasa de un pueblo, «aunque -señala «monsieur» Bastiat-, si ocurre que la ley y la moral se contradicen reiteradamente, el ciudadano ha de elegir a qué carta se queda: o hace caso omiso a las normas morales, o le pierde el respeto a las leyes». ... En el ABC