Contenido

Libertad de idioma

Los esbirros de la normalización ladran y están obteniendo todos sus objetivos sin dar un sólo mordisco. Algunos ya sabemos que no tienen dientes, y nos reímos de sus bravatas, pero con la amargura de saber que no somos suficientes frente a las masas que se les rinden sin apenas resistencia -o con una resistencia individual, que entraña un gran coste psicológico, pero escasa eficacia desde el punto de vista de la defensa cívica de la libertad-
Es necesario desenmascarar el fantoche huero de la normalización antes de que engorde hasta el punto de tomar consistencia e irreversibilidad.
Fue un niño el que dijo que el duque del cuento iba desnudo. Es una experiencia apasionante: la oportunidad de ser un héroe sin un coste comparable. Desde esta página llamamos sin rebozo ni sordina, a la rebelión cívica. Antes de que la 'educación para la ciudadanía' cree loritos que crean que la ‘normalización lingüística’ es un imperativo ético y no el oprobio de una claudicación general ante una cara del totalitarismo.

No hace tanto, nos hubiera parecido inverosímil, pero ya ha sucedido: una de las covachuelas burocráticas horadada en ese entramado espongiforme bovino que es la administración regional gallega, ha devuelto a un proveedor una factura emitida en español, condicionando el pago a que se emita en la neolengua, con el consiguiente retraso, además de con la consiguiente tentativa de humillación vengativa, típicamente nacionalista (es decir: melancólica, o justificada en un Agravio inexistente, y, por eso, imprescriptible)
Humillación intencional, sí, porque, aunque no hay precedentes conocidos de lo contrario -factura protestada por la administración regional por estar emitida en la neolengua- podríamos oír los alaridos de indignación si fuésemos capaces de imaginar semejante hipótesis.

        Excma. Sra.:                                       La noticia en La Voz de Galicia
        Los profesores abajo firmantes, componentes de los departamentos de Lengua castellana y Literatura de los I.E.S. "A Xunqueira I", "Sánchez Cantón" y "Valle-Inclán" de Pontevedra, deseamos manifestar nuestro malestar y firme rechazo a las coacciones y amenazas que, a través del servicio de la inspección educativa, estamos recibiendo los profesores de Lengua y Literatura castellanas. Nos referimos a la orden de que las programaciones de nuestras asignaturas tienen que estar obligatoriamente en lengua gallega. Especialmente grave ha sido la actuación de la inspección en el IES "Saturnino Montojo" de Ferrol, donde todos los miembros del departamento de Lengua castellana y Literatura han sido amenazados con la apertura de un expediente disciplinario si no traducían su programación al gallego.

Es escandaloso que  el presidente del gobierno regional (noticia en La Voz de Galicia) meta el hocico en una discrepancia entre unos pocos funcionarios docentes y algunos esbirros de la arianización para ponerse de parte del agresor. Acaso quiere ser imputado ante la jurisdicción penal, por cómplice o por instigador.

Es fantástico que se retrate, conculcando la presunción de inocencia de los docentes, ya que, si al amenazar a los profesores 'se está cumpliendo con la ley de normalización lingüística, que es su preocupación' ¿para qué tomarse la molestia de revisar las denuncias? No se va a revisar ninguna denuncia. 

Las asociaciones cívicas AGLI (para la defensa de la libertad de idioma) y Coruña Liberal (para la defensa de la libertad) han unido sus esfuerzos para responder a la petición de ayuda, a veces angustiosa, de numerosos profesionales de la enseñanza, ante el creciente acoso de que vienen siendo víctimas por parte de las nuevas autoridades, y de sus correas de transmisión sociales.

Subcategorías