Contenido

Memoria histórica

 ... el Gobierno y el Grupo Socialista han caído en su propia trama y tratan ahora de evitar el gran escándalo que supone regalar dinero a un partido que todo el mundo sabe forma parte del entramado de ETA. ...

La ley comete otro agravio al presentar en un mismo plano, como "víctimas de la dictadura", a inocentes, cuyo paradigma podría ser Besteiro, y a los sádicos asesinos y ladrones de las checas, cuyo modelo podría ser García Atadell.

El Libertad Digital.

<img src="http://libertaddigital.ojdinteractiva.com/cgi-bin/ivw/CP/Desarrollo_opinion_Sociedad::desaopi;" width="0" height="0">
La Ley de Memoria Histórica, que, al parecer, las Cortes van a aprobar de inmediato, ha planteado ya problemas y es más que probable que su aplicación los plantee en el futuro. Puede que, en su día, los estrategas de los partidos lamenten haber emprendido tales caminos, los políticos y dirigentes sociales de cualquier signo tengan que hacer costosos esfuerzos de prudencia, y los juristas, alardes de imaginación ante una norma harto extraña.

... Pero lo que nadie, nadie va a recordar y hoy se cumplen sesenta y nueve años, es del bombardeo de Cabra por la aviación republicana el 7 de noviembre de 1938, en el que murieron más de 100 personas, daño notabilísimo para la época y porque se trató de civiles, en día de mercado se bombardeó el mercado, con el agravante de que la línea principal del frente, en la guerra fraticida que terminaría en breve, se encontraba muy lejos del sur de Córdoba, en el Ebro.
Pero, no eran vascos, no tenían un Picasso que pintase sus gritos, ni sus lágrimas conmovieron a nadie...
En el blog de Arcadi Espada

... Marañón escribiría cosas como: "¡Qué gentes! Todo es en ellos latrocinio, locura y estupidez"; "Y aún es mayor mi dolor por haber sido amigo de tales escarabajos y por haber creído en ellos"; "Tendremos que estar varios años maldiciendo la estupidez y la canallería de estos cretinos criminales. ¿Cómo poner peros, aunque los haya, a los del otro lado?". Pérez de Ayala no es menos amargo: "Cuanto se diga de los desalmados mentecatos que engendraron y luego nutrieron a sus pechos nuestra gran tragedia, todo me parecerá poco"; "Lo que nunca pude concebir es que hubieran sido capaces de tanto crimen, cobardía y bajeza". Ortega (...) criticó severamente a los intelectuales extranjeros que respaldaban al Frente Popular sin tener apenas idea de la historia ni de la actualidad de España. ... En Libertad Digital

Subcategorías