Contenido
 Es una frase redonda: expresiva, de contenido fuerte y – además, tal vez lo más importante – oportuna, pronunciada en el momento justo en que se precisa. Esperanza Aguirre ha dado en el clavo con la idea y ahora sólo cabe adoptar las tres palabras como lema de resistencia ante ataques e invasiones enemigos o frente a submarinos internos. Cuando la presidenta madrileña enarbola tan contundente resolución sabe que no está sola y tampoco ignora la preocupante deriva iniciada por su partido en un tobogán suicida jaleado e impulsado por los Pepiños y Países. ... ... ... En Libertad Digital.